ZjXJ5C0HqwZbfgj1n6LURhKF4ph2F-A3CNACZHcrkZAUrólogo, Panamá
Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

Clínica de Urología Avanzada

Dr. Edwin Pimentel Urólogo Oncólogo

Urólogo en Panamá

⭐⭐⭐⭐⭐

Litiasis renal

Dr. Edwin Pimentel. Hospital San Fernando Policlínica norte consultorio 3-1 • Tel: 63151333

LITIASIS RENAL, CÁLCULOS O PIEDRAS EN PANAMÁ

La LITIASIS RENAL afecta al 5% de la población, con un riesgo a lo largo de la vida del 8% al 10%. La mayor incidencia en las sociedades desarrolladas se asocia con mejoría en las condiciones de vida; tiene una importante vinculación con la raza y con la región de residencia. También se observa una fuerte variación estacional, con una elevada saturación urinaria de oxalato de calcio en hombres en verano y en mujeres al principio de invierno. Aun así, los cálculos renales son dos veces más frecuentes en varones que en mujeres. La incidencia pico en hombres se observa alrededor de los 30 años; en mujeres tiene lugar en dos momentos, hacia los 35 y hacia los 55 años de edad.

La litiasis renal se forman de la precipitación (cristalización de partículas disueltas previamente) de determinados compuestos presentes en la orina. Los cálculos se forman en el riñón y después atraviesan el uréter (conducto que transporta la orina desde el riñón hasta la vejiga) y, si son pequeños, se eliminan por la orina. En algunos casos, el cálculo no es capaz de atravesar el uréter, lo que provoca dolor y una posible obstrucción, impidiendo que la orina fluya fuera del riñón. La litiasis renal puede deberse a diversos factores, como una infección, determinadas dietas, ciertos medicamentos y enfermedades que provocan un aumento de la concentración de calcio y de otras sustancias, incluido el oxalato y el ácido úrico, en la orina. La composición del cálculo depende de la causa que lo origine, aunque los tipos más frecuentes contienen calcio.

Las formas de presentación clínica en la litiasis renal son variables dependiendo del tamaño, composición y de la situación de los cálculos en el aparato urinario.

Algunos términos importantes:

- Cólico nefrítico: dolor, a veces muy intenso, que se produce por el taponamiento de la salida de orina del riñón, que aparece en la zona lumbar ó espalda baja y se irradia hacia el abdomen anterior y hacia los genitales. Es un dolor intermitente, inquietante, que se asocia a nauseas, vómitos, sudoración y sensación de hinchazón abdominal.

- Hematuria: es la aparición de sangre en la orina. Puede ser visible a simple vista o no. Se produce por las lesiones que produce el cálculo en su paso por la vía urinaria.

- Infecciones de orina: los cálculos renales pueden ser causa o consecuencia de infecciones.

El diagnóstico de litiasis renal se hace con base en la historia médica y exploración física completa. El médico solicitará análisis de sangre para valorar la función del riñón y la concentración de ciertos electrólitos y minerales disueltos en la sangre. También puede solicitar un análisis de orina (análisis de una pequeña muestra de orina en busca de una infección y de sangre) y puede pedir al paciente que recoja la orina de 24 horas (para un examen en busca de sustancias asociadas a litiasis renal). Además, puede solicitar una tomografía computarizada (TC) del abdomen o una radiografía o ecografía abdominal, para localizar el cálculo y descartar otras posibles causas de los síntomas.

El tratamiento inicial incluye analgésicos y líquidos por vía oral o intravenosa para favorecer la eliminación del cálculo por la orina.

Algunos tipos de cálculos pueden a veces requerir disolución utilizando ciertos medicamentos, sin embargo los litos que contienen calcio (la variedad más frecuente) no pueden ser disueltos.

Los cálculos deberían ser removidos siempre que se acompañen de infección, obstrucción o falla renal. Cuando la remoción resulta necesaria existen diferentes métodos disponibles.

El método de elección va a depender del tamaño, localización y tipo de cálculo.

· Litotricia (litotricia extracorpórea por ondas de choque): mediante la aplicación de ondas de choque, se tritura el cálculo renal, permitiendo su eliminación con la orina. Es una intervención que no requiere cirugía.

· nefrolitotomía percutánea, que consiste en la extracción del cálculo a través de una pequeña incisión en la zona lumbar.

· ureteroscopia, tubo largo y fino que se introduce a través de la uretra, vejiga y uréter, se llega hasta la ubicación de la piedra para extraerla o fragmentarla con alguna fuente de energía como el láser o el litotriptor.

En función de la causa del cálculo, el médico puede prescribir diferentes medicamentos y sugerirle aumentar la ingesta de líquidos (2-3 litros diarios) junto a cambios en la dieta (disminución de las grasas, las sodas y la sal) para impedir una recurrencia.

0